Reciclaje en decoración de interiores

¿Por qué practicar el reciclaje en decoración? La decoración de interiores, especialmente la decoración del hogar, no deja de ser algo muy personal. Cada uno tiene sus propios gustos en cuanto a estilos y colores, y sus propias necesidades de espacio y organizativas; por eso el usuario de la vivienda tiene mucho que decir sobre las preferencias que harán que se sienta cómodo/a en su casa, como pez en el agua. Y en esta “comodidad” tiene mucho que ver la psicología personal, el baggage de cada persona, y por supuesto, su conciencia. En este último punto es donde entra en juego el reciclaje.

Reciclaje | Cuadro con tapones de corcho

Cuadro hecho con tapones de corcho, by Scott Gundersen

Cuando a una persona le preocupa su salud, se siente mejor y más cómodo comiendo una manzana que ingiriendo una bolsa de patatas fritas en aceite de palma procesado, la conciencia de la persona influye en su percepción del alimento y en su apetito. De la misma forma, una persona preocupada por el desarrollo sostenible y el medio ambiente, sentirá un plus de bienestar si se ve rodeado/a de muebles y accesorios reutilizados o reciclados, porque de alguna forma sabe que suman recursos y restan residuos, en mayor o menor medida. Por ejemplo, como siento un gran respeto por la naturaleza y los animales, nunca pondría la cabeza de un animal como un venado para decorar las paredes de mi casa, es algo que me haría sentir mal y disminuiría en gran medida mi grado de confort. Esto supone una premisa que hace que ni siquiera llegue a plantearme si es estético o no lo es; de manera que en realidad la conciencia de una persona llega a ser una prioridad en decoración de interiores.
Si perteneces al grupo de personas preocupadas por el medio ambiente y el desarrollo sostenible, estás de enhorabuena porque el reciclaje en decoración está de moda, por decirlo así. Si sigues nuestro blog ya sabrás que el reciclaje de palés (palets o pallets) para crear diferentes muebles y accesorios para el hogar está causando furor desde hace unos años, y la creatividad de unos y otros puesta en común, hace que prácticamente se pueda decorar una vivienda entera con ellos, desde la estructura de una cama a un escritorio, una maceta o lo que se nos ocurra. Y además ni siquiera hay que tener tiempo y nociones de bricolaje, porque cada vez hay más opciones de comprar muebles reciclados o restaurados, cada día más personas se dedican al reciclARTE, porque el reciclaje en decoración de interiores es un arte por el cual los muebles y accesorios disponibles se convierten en algo nuevo y mejor. Esta es la clave, no se trata de prolongar la vida del material, sino de revalorizarlo.
A veces, como ocurre con la comida ecológica, nos encontramos con que un mueble hecho de materiales reciclados cuesta un poco más que uno fabricado en serie. Sin embargo, si ese mueble es una pieza única y bonita y sabemos que es una talla de árbol menos por ejemplo, seguramente merece esa pequeña diferencia de precio.
El único riesgo del reciclaje en decoración, es que cuando se conocen sus beneficios, se puede caer fácilmente en la tentación de querer reciclarlo “todo”, y que la casa acabe pareciendo un trastero de una mueblería. En este punto hay que ser un poco selectivo/a, se trata de conseguir un estilo unificado, personal y bien planificado, al igual que haríamos con una decoración de catálogo.
Puedes combinar muebles de marcas low-cost, o muebles que ya tengas, con piezas de reciclaje especiales que te hagan feliz, igual que combinas esa camiseta que te encanta con unos pantalones y una chaqueta básicas, ya que lo importante es el conjunto. Confía en el artesano local, mira a tu alrededor, ya que los materiales de origen local también evitan el transporte y la contaminación innecesarios. Trata también de hacer tú mismo/a algunos muebles y accesorios en la medida de tus posibilidades, aunque no seas un/a bricoexperto/a seguro que puedes comenzar con pequeños DIY de reciclaje; la creatividad es el motor del reciclaje en decoración, así que busca tu propio potencial porque te sentirás muy bien cuando consigas hacer tu propia obra de arte a partir de uno o varios objetos de desecho.
La imagen con la que he abierto este post muestra un gran cuadro hecho ¡con más de 9.200 tapones de corcho!, acabo de encontrar casualmente el video en youtube y lo comparto aquí ya que es un impresionante ejemplo de cómo reciclar puede ser todo un arte.

 ¿Arte o ReciclARTE?

¿Comprar un cuadro/mueble nuevo o Reciclar/Reutilizar uno existente?

¿Qué valor dar a cada cosa? Tú tienes la respuesta ;-).

Comentarios

  1. espe dice

    Wow es genial ese retrato con corcho!!,que dificil me parece!
    yo guardo muchas cosas en el garaje y sempre estoy buscando tutos sobre reciclaje que me gusta mucho:).

Trackbacks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *