Las cortinas en decoración

Las cortinas en decoración de interiores son un accesorio textil muy importante, tienen una importancia mayor de la que se les atribuye normalmente. Mediante las cortinas podemos utilizar distintos trucos para controlar el paso de la luz y la visibilidad, tanto interior como exterior; nos ayudan a compensar las deficiencias arquitectónicas de viviendas antiguas con techos bajos, ventanas demasiado bajas o demasiado altas, excesivamente grandes o pequeñas, ventanas colocadas asimétricamente o atrapadas en una esquina.

Muchos decoradores prefieren colgar las cortinas del techo, o lo más altas posible, para aumentar la sensación de altura de techo y alargar el perfil de la ventana.

Sin embargo, con techos altos y ventanas bajas es mejor fijarlas a la pared. Si el techo o las ventanas de una habitación son demasiado altos, un truco decorativo es utilizar  cortinas de lineas o bandas horizontales para bajar visualmente la altura, también una sóla banda a media altura puede quedar ideal.

Las casas antiguas suelen tener los techos bajos. En estos casos el truco es colgar las cortinas del techo, o justo debajo de la moldura de escayola o cornisa. Esto sirve para elevar la vista y hacer que la altura parezca mayor. Otro truco en este caso es utilizar una tela de franjas verticales, que estilizan y dan sensación de mayor altura.

Las cortinas plegadas dan un aire señorial y sofisticado. No se recomiendan en espacios muy reducidos, en las que son más recomendables las cortinas lisas tipo panel japonés, o incluso los visillos, ya que no restan espacio; a no ser que se tenga una predilección muy especial por este tipo de cortina, o se quiera un estilo de decoración clásico, rústico o romántico.

En General, las cortinas de sala y dormitorio deben llegar hasta el suelo, son más elegantes, dejando únicamente unos milímetros de separación para que no arrastren.

Las cortinas de ventanas de cocina, baños, zonas de servicios, zonas rústicas, ventanas pequeñas, cuartos infantiles y algunos casos especiales, suelen ser cortinas del tamaño de la ventana, tipo visillo.

Como truco para calcular la cantidad de tela necesaria para unas cortinas plegadas, puedes calcular tres veces la longitud de la barra, mientras que unas cortinas con ligera ondulación necesitan únicamente una vez y media la longitud de la barra. Los paneles japoneses totalmente lisos requieren únicamente la longitud de la barra, añadiendo unos cinco centímetros a cada lado para los remates laterales.

Barras y anillos deben ir en proporción al tamaño de la habitación y las ventanas, sólo hay algo peor que una barra demasiado grande en un espacio reducido, y es una barra demasiado pequeña con diminutos anillos que parezcan no soportar el peso de las cortinas.

El color y materiales de la barra y los anillos, así como las telas, deben ir de acuerdo al resto de la decoración, por lo que es mejor elegir las cortinas después que los muebles o el color de las paredes, a no ser que se tengan en cuenta desde el principio en el diseño global del proyecto de decoración, que es lo ideal.

En la tienda on-line de Ikea se puede consultar una gran variedad de modelos de cortinas y telas a buen precio, pero conviene recordar siempre que las cortinas son uno de los accesorios textiles a elegir en función del resto de la decoración, hay que evitar caer en la tentación de elegir una tela maravillosa y luego tener que adaptar el resto de la decoración a ella, eso sería empezar la casa por el tejado. Sin embargo, pensar en las cortinas desde el principio del diseño de la decoración es una gran idea, ya que van a tener bastante presencia e importancia en el resultado final.

Comentarios

  1. VIRIDIANA dice

    HOLA TENGO UNA DUDA QUEDARIA BIEN UNAS PERSIANAS DE ALUMINIO TIPO MADERA EN MI HABITACION PARA QUE COMBINE CON LA CABECEZA DE MI CAMA QUE ES COLOR CHOCOLATE O MEJOR OPTO POR UNAS CORTINAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *